Visita al planeta de las abejas

En un caluroso domingo de verano, algunxs hibridxs -armados de valor y a pesar de la resaca…- se lanzaron a la carretera para llegar hasta Escopete, Guadalajara y conocer a nuestros nuevos apicultores.

Hace unos meses amadrinábamos una colmena y quisimos aprovechado las jornadas de puertas abiertas de nuestros apicultores para ir a conocer el proyecto. Jesus y Mar, son los impulsores del proyecto de amadrinamiento de colmenas en España Ecocolmena, que se está extendiendo por todo el país y hasta donde llegan solicitudes de apicultores de ¡América Latina!

¿Por qué amadrinar una colmena?

Para ayudar a proteger el medio ambiente y equilibrio del ecosistema y también para establecer un vinculo directo con tu apicultor más cercano. A cambio de tu amadrinamiento, recibes tu bote de miel y puedes ir a visitar tu colmena, llevar un traje de apicultor y recibir tanta información que nuestros pobres cerebros no llegarán a recordar y se quedarán en nuestro inconsciente de momento!!!

abejas1
Jesus nos habló con mucho entusiasmo y conocimiento de la vida de las abeja. Una colmena puede tener hasta 50.000 abejas y producir entre 7-9 kilos de miel por temporada. Las abejas vienen muy organizadas y cada una con su tarea asignada (limpiadora, obrera, reina, seguratas). La organización de las abejas nos recordó la organización ejemplar de nuestro grupo de consumo y mucho más tendremos que aprender de nuestras abejitas”

Algunos de los testimonios de los asombrados visitantes fueron:

“Pues a mi lo que me llamó la atención es que las abejas y las hormigas fueran de la misma familia que si bien puede parecer raro, no lo es tanto pues ambas están muy bien organizadas y tienen pelo”.

“Si bien no fue un ataque indistriminado, decir que sobreviví al picotazo de una abeja y que la sensación del picotazo es afilada seguida por un calor intenso en la zona.”

“Curioso es que la miel sea un producto que no caduca y que se conserva bien durante años, que la gente considere que la cristalización es sintoma de mala calidad, que nos hayan hecho creer que la miel liquida es sinonimo de calidad, que la miel industrial se mezcle con azucar o sirope para degradar su calidad y hacerla más liquida, que España es una potencia mundial productora de miel y exportadora de abejas, que si desaparecen solamente podriamos comer trigo, arroz y maiz.”

Un poco de biología sobre nuestras amigas

Hay más de 20.000 especies! de abejas repartidas por todos los continentes (excepto la Antártida). La que a dia de hoy encontramos domesticada en europa es la especie Apis mellifera, que se caracteriza por ser una abeja muy social.

abejas3

Las colmenas son un perfecto ejemplo de matriarcado, en el que la reina es fundamental. ¿Matriarcado monárquico? ¿Mafia matriarcal? Hummm, no sabría decir… Bueno, cada una que saque sus conclusiones. Ella emite un aroma que será característico de cada enjambre, que impregna a todos sus individuos y que actúa como vínculo familiar. Miles y miles de abejitas conviven totalmente coordinadas como si de un super-organismo se tratara. Pero si a la colmena entrara alguna abeja que no huele a “la familia”… aah.. la familia… se deshacen de ella sin ningún miramiento.

“Los zánganos que “no pillan” se quedan por ahí zanganeando, aunque tienen los días contados: si llegan las vacas flacas les dejan de dar de comer y les acompañan amablemente a la puerta de la colmena para que mueran de hambre o frío”

La otra misión de la reina es recolectar el esperma de los zánganos, las únicas abejas-macho que heroicamente van a morir “en el acto”. De ahí en adelante, ella se dedica a poner huevitos de las generaciones futuras de la colmena, que estarán todas más que emparentadas. Los zánganos que “no pillan” se quedan por ahí zanganeando, aunque tienen los días contados: si llegan las vacas flacas les dejan de dar de comer y les acompañan amablemente a la puerta de la colmena para que mueran de hambre o frio.

abejas2

Las abejas obreras (curiosamente todas hembras) van cumpliendo distintas funciones a lo largo de su desarrollo. Al principio trabajan dentro de la colmena, dedicándose a tareas de cuidados (alimentación de larvas, limpieza). Durante ese tiempo no saben que pueden volar (¡!). Más adelante ya les entra el instinto volador y a partir de ahí su vida no se mide en tiempo, sino en la distancia que recorren, y que son unos 800 km pecoreando.

En la jerga apícola, el término “pecorear” es el acto andar de flor en flor buscando deliciosos néctares. Vendrá de ahí lo de mala pecora? Otros palabros que pudimos aprender son: “piquera” (la ranura por donde entran y salen las abejitas de la colmena); “ahumador” (instrumento indispensable para depistar a las abejas antes de afanarles su miel); “enjambrar” (cuando una colmena está demasiado poblada y decide criar a una nueva reina y dividirse en dos);… y por ahora no recuerdo más. La próxima voy con libreta!

abejas4

Curiosamente, las abejas no son conscientes de nuestras intervenciones en la colmena, y cuando ampliamos el número de cuadros interpretan que “alguien” de la colmena ha tomado la decisión de aumentar la productividad, y se ponen como locas a llenar el cuadro de celdas de miel. También hay algunos otros insectos, como hormigas, que entran y salen por la piquera como Pedro por su casa, y dan buena cuenta de las reservas de miel de la colmena.

Desgraciadamente algunos de los visitantes se acomodan hasta convertirse en plaga, como algunas polillas, o como la “Varroa destructor”, un acaro más conocido como el terror de las colmenas. A dia de hoy el peor enemigo de las abejas ni siquiera son sus plagas sino los “nicotinoides” procedentes de la agricultura. Son unos insecticidas muy potentes y de uso habitual en la agricultura convencional, que las vuelven locas y hacen que los enjambres se esfumen, asi que… una razón más para defender la agricultura ecológica! Protejamos a las abejitas, porfa 🙂

Para montar una colmena, necesitamos:

– Una caja de alguna madera seca y resistente (por ejemplo de pino): es “la colmena”.
– Unos cuantos “cuadros” (marcos de madera que encuadran una lámina de cera y encajan en la caja).
– Un enjambre de un mínimo de 10.000 abejas con su reina, lo cual se traduce a 1 kg de abejas. Y por supuesto: flores. Muchas flores!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s