Pon los ajos a secar y la mente a pasear

Otro gran día de huerta.

Sábado por la tarde. Junio se despide y ya de cerca se ve entrar a julio sin sorpresa. Y todo un detalle por su parte: la temperatura no solo da un respiro sino que ha bajado cerca de 10 grados. Del calor asfixiante de los últimos días, este último día de junio llega con sol, brisa, alguna nube y una media de calor de lo más agradable.

Al final hemos venido un buen grupo de Híbridxs, en parte por ser sábado hortelano y en parte animadas por el SOS que nos lanzaban las patatas desde la huerta. Nos dividimos, unas se van a estercolar y preparar la tierra para una nueva plantación de patata, el resto nos vamos a sacar ajos. Toda una experiencia no solo para el cuerpo, sino más bien para la mente.

Los tenemos de tres clases y tres orígenes diferentes: unos vienen de aquí al lado, Morata de Tajuña; otros de un poco más adelante, Pedroñeras, en Cuenca y otro de Castilla la Vieja, el ajo zamorano.

La tarea con los ajos iba rotando de trinchar en la tierra y sacarlos, recogerlos y limpiarlos y ya luego dejarlos sobre el suelo secando. Y tanto estábamos disfrutando de la rotación con el ajo, que hasta las 10 -a esa hora en la que la luz en verano tiene el color de la alegría- nos quedamos con ellos.

Con los ajos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s